Cuidado de la piel después de los 30 años

Sí eres de las que ya entro a la década de los 30 y te diste cuenta de que los signos del paso del tiempo han empezado a florecer en tu rostro. Las ojeras, la piel poco hidratada, la tirantez o esas primeras líneas de expresión ya son parte de tu día a día. A esta edad empezamos a perder colágeno, elastina y ácido hialurónico, tres componentes primordiales para la piel. Por ello, en esta nueva década, los productos cosméticos empiezan a convertirse en grandes aliados para retrasar la aparición de esos primeros signos.

¿Qué pasa con tu piel a los 30?

La piel comienza a cambiar. Los procesos de oxidación y aparición de los primeros signos de la edad comienzan sobre los 25 años, por lo que los 30 son claves para tomarse en serio el cuidado e intentar preservar la juventud, alargar el tiempo y frenar al máximo los signos de envejecimiento.

La disminución de colágeno, elastina y ácido hialurónico genera arrugas o deshidratación en tu rostro. Asimismo, la función barrera de la piel se debilita cada vez más, por lo que hay que ayudar a protegerla de los factores externos. Además, los procesos metabólicos naturales de las células comienzan a disminuir, por lo que es necesario potenciarlos. Y la pérdida de hidratación de la piel aumenta, lo que se traduce como poca elasticidad de la piel.

¿Cuáles son las principales recomendaciones para el cuidado de la piel?

Por un lado, es importante reactivar y potenciar los procesos naturales de la piel con la ayuda de tratamiento especializados. Por ello hay que hacer una diferenciación entre los productos de día y de noche. Cada producto está preparado para un momento del día y tiene efectos diferentes y específicos.

Los primeros, para el día, protegen de la polución y agentes externos. Mientras que los segundos, para la noche, se caracterizan por ser renovadores y ayudar a potenciar este proceso natural de la piel, ya que de noche es cuando se produce la mayor renovación y recuperación cutánea.

Por otro lado, tú y tu piel necesitan descansar. Aunque con las actividades diarias se nos haga difícil dormir más de 8 horas, es importante definir tus horas de descanso si quieres evitar que el paso de los años se note en tu rostro.

Por eso, a los 30, la piel necesita un tratamiento facial especializado para la noche con ácido hialurónico para renovarla y frenar los primeros cambios de tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba